El próximo martes 10 de septiembre se conocerá si la Sección Tercera del  Consejo de Estado levanta las medidas cautelares que han frenado el fracking en Colombia, motivo por el cual no han avanzado los procesos de licenciamiento ambiental en la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Pese a que el Consejo de Estado durante los próximos días emitirá una decisión sobre si levanta o no la medida cautelar, la decisión de fondo sobre si se prohíbe o no el fracking en Colombia sigue en manos del alto tribunal.

Pues los magistrados aún deben estudiar la demanda presentada en contra las normas que regulan esta técnica, que consiste en inyectar en el suelo grandes cantidades de agua con aditivos químicos y arena para fracturar rocas a varios kilómetros de profundidad y hacer fluir hidrocarburos.

En la demanda solicitaron la nulidad del decreto 3004 de 2013 y la resolución 90341 de 2014 debido a que no incluyeron medidas de precaución a pesar de que el fracking es “una actividad con demostrados efectos adversos, graves e irreversibles sobre el medioambiente y la salud humana”.